Pensamiento Racional y Pensadores

El pensamiento racional puede definirse con cruda simplicidad, como aquel “basado en reglas objetivas”, y simplemente constituye un modo (dentro de los límites de objetividad de los sentidos y la mente), mediante el cual el ser humano interpreta, evalúa y da explicaciones a los fenómenos naturales y sus relaciones de causa y efecto. Esta definición parecerá terriblemente reducida y dura. En efecto lo es, pero la racionalidad debe cumplir al menos con esa condición para ser tenida como tal. Si se demuestra suficientemente que una hipótesis, universalmente aceptada por siglos, es errónea, aunque haya sido postulada por un genio de la humanidad, es sustituida sobre la base de la nueva evidencia. La ciencia es el único cuerpo de pensamiento humano en el que las “autoridades” y sus principios están sujetos a validación.

PENSADORES GRIEGOS:

LAS SOBERBIA DE LA RAZON

El gran Parménides, como lo llamaba Platón (540 A.C.) ocupa un insoslayable   lugar en la historia de la Filosofía con su “el ser es y el no ser no es” y las consecuencias que derivan de esa afirmación, que el ser es uno, inmutable, libre de evolución, eterno, intacto, indivisible …
El ser es uno porque para el caso de que hubiera dos o más, uno sería el que es y no sería el otro y viceversa. Eso resulta imposible porque se estaría admitiendo una mezcla de ser y de no ser. Pero el no ser no es y no puede unirse al ser, simplemente … porque no es.
Con argumentos semejantes pueden abordarse los demás atributos del ser. Así, el movimiento no existe, porque si existiera habría que admitir que el ser es lo que es y no lo que será. Esto significaría reconocer en el móvil una mezcla de ser y de no ser pero, como el no ser no es, en consecuencia, el ser es inmóvil, el movimiento no existe.
Ejemplos:
Si existieran los seres A y B, A no sería B y B no sería A. Pero el no ser no es, luego no puede admitirse más que un ser, A o B, pero no ambos.
Si un ser es de una manera no puede ser, al mismo tiempo, no ser de otra, porque esto implicaría mezcla de ser y no ser, lo cual es incomprensible, el no ser no es.
Un móvil se encuentra en estado A y no en otro. Esto no puede aceptarse porque “no en otro” no es y no puede unirse al ser.
El movimiento no existe porque si existiera habría que admitir que el ser es lo que es y no lo que será. Ahora bien, el no ser puede mezclarse con el ser por la simple razón de que no es.
Quién podría pensar que fuera posible mezclar agua con nada. Evidentemente allí no habría mezcla alguna, sólo agua.
Estamos frente a un encierro de carácter intelectual en contradicción con la evidencia que muestra la realidad de lo que se niega.
Como dice Jaques Maritain el error de Parménides ue atribuir al ser en general lo que son atributos del Ser de Dios que si es único, eterno, no cambia en su infinita perfección.
Recién  con Aristóteles se soluciona este problema con la doctirna del acto y la potencia. Ejemplo: algo es de un modo (acto) pero tiene la posibilidad (potencia) de cambiar y la posibilidad es algo, sino no sería ni siquiera posibilidad.
Es sorprendente que Parménides haya hecho las afirmaciones citadas, teniendo en cuenta que sus sentidos le informaban que había múltiples seres (él no era el discípulo que estaba a su lado caminando mientras le enseñaba que el movimiento no existía y que el ser es uno).

Demócrito de Abderea


Nació : Alrededor de 460 AC en Abderea, Grecia

Falleció : Alrededor de 370 AC no se conoce dónde

Demócrito es más conocido por su Teoría Atómica pero también fue un excelente geómetra, muy poco se sabe de su vida, sabemos que Leucippus fue su profesor.

Pertenece a la línea doctrinal de pensadores que nació con Thales de Mileto. Esta escuela así como la pitagórica y la eleática, que representan lo más grande del pensamiento anterior, le atribuye gran importancia a lo matemático.

Los atomistas pensaban distinto a los eleatas, pues mientras éstos no aceptaban el movimiento como realidad, sino como
fenómeno, Leucipo y Demócrito parten de que el movimiento existe en sí. Demócrito pone como realidades primordiales a los átomos y al vacío, o como dirían los eleatas, al ser y al no ser (Recordemos que etimológicamente la palabra
átomo en griego, significa indivisible, lo que actualmente sabemos que no es así).

Se nota en Demócrito un esfuerzo por sustituir la noción de cualidad por la de cantidad.

Se sabe que escribió varios tratados de Geometría y de Astronomía, pero desgraciadamente todos perdidos. Se cree que escribió sobre Teoría de los Números. Encontró la fórmula B*h/3 que expresa el volumen de una pirámide. Asimismo demostró que esta fórmula se la puede aplicar para calcular el volumen de un cono.

Se le atribuyen también los siguientes dos teoremas:

1º “El volumen de un cono es igual a un tercio del volumen de un cilindro de igual base y altura”

2º “El volumen de una pirámide es un tercio del volumen del prisma de igual base y altura”

PLATON

Nació en el seno de una familia aristocrática en Atenas. De joven, Platón tuvo ambiciones políticas pero se desilusionó con los gobernantes de Atenas. Más tarde se proclamó discípulo de Sócrates, aceptó su filosofía y su forma dialéctica de debate: la obtención de la verdad mediante preguntas, respuestas y más preguntas.

Platón fue testigo de la muerte de Sócrates en el año 399 a.C.

En el año 387 Platón fundó en Atenas la Academia, institución a menudo considerada como la primera universidad europea.

Ofrecía un amplio plan de estudios, que incluía materias como: astronomía, biología, matemáticas, teoría política y filosofía.

Aristóteles fue su alumno más destacado.

Pasó los últimos años de su vida dando conferencias en la Academia y escribiendo.

Murió próximo a los 80 años en Atenas en el año 348 o 347 a.C.

OBRA

Los escritos de Platón adoptaban la forma de diálogos, donde se exponían ideas filosóficas, se discutían y se criticaban en el contexto de una conversación o un debate en el que participaban dos o más personas.

Los diálogos se pueden dividir en tres etapas de composición. La primera representa el intento que hizo Platón de comunicar la filosofía y el estilo dialéctico de Sócrates. Sócrates se encuentra con alguien que dice saber mucho, manifiesta ser ignorante y pide ayuda al que afirma saber. Sin embargo, conforme Sócrates empieza a hacer preguntas, se hace patente que quien se dice sabio realmente no sabe lo que afirma saber y que Sócrates aparece como el más sabio de los dos personajes porque, por lo menos, él sabe que no sabe nada. Ese conocimiento, por supuesto, es el principio de la sabiduría.

About these ads

~ por ppluche en septiembre 15, 2007.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: